×
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
1 mar. 2021
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Wes Gordon (Carolina Herrera): "Se acabaron los días en que las mujeres estaban dispuestas a sacrificar su comodidad para verse bien"

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
1 mar. 2021

Pocos diseñadores tienen una mayor sincronía con una gran casa de modas que Wes Gordon, director creativo de Carolina Herrera.


Wes Gordon - Photo: Carolina Herrera

 
Esta semana, Gordon presentó su sexta colección principal para Herrera desde que llegó a la marca en 2018, con una oda memorable a la ciudad de Nueva York, en la que el elenco desfiló por los tramos superiores del Empire State Building y bailó en el piso superior de un autobús descapotable envuelto en el logo rojo de Herrera, durante una tormenta de nieve.

Herrera sigue siendo una de las pocas casas de auténtica alta costura en Estados Unidos, en muchos sentidos la marca patricia por excelencia y el uniforme elegido por los clientes más ricos del mundo del último medio siglo, las grandes damas del Upper East Side y sus hijas de Nueva York. Aunque Gordon, por su parte, vive en el centro de la ciudad, en Chelsea, cerca del High Line.

Antes del confinamiento, Gordon había recorrido Manhattan realizando desfiles, desde la Sociedad Histórica en el Upper West Side hasta Battery Park y el extraño cobertizo sobre Hudson Yards.

 


Aunque nació en Chicago, la colección otoño/invierno 2021 de Gordon fue en gran medida un tributo a su ciudad adoptiva, respaldada por el gran himno disco, "Native New Yorker". También fue una oda a la estética de Carolina Herrera, con vestidos de cóctel con lunares enormes, trajes de pantalón rojo de gran tamaño con estampado de jirafa; o trajes de pantalón de crepé hiper elegantes con bordado de corazón azabache. Chicas con sofisticados tejidos de punto pasearon frente a la fachada de la Grand Central Station, antes de terminar en Time Square con vestidos de fiesta de micro lentejuelas y faldas arcoíris, algunas con mangas abullonadas o adornadas con gasa rosa, lideradas por Alec Wek en nubes de organza naranja sanguina. Todas llevaban mascarillas mientras posaban bajo anuncios musicales gigantes de Broadway.

La firma Carolina Herrera forma parte del imperio de moda controlado por la familia catalana Puig, que incluye a Jean Paul Gaultier, Paco Rabanne y Dries Van Noten, aunque siempre ha sido la marca de mayor estilo en la cartera. Ese sigue siendo el caso bajo la dirección de Wes.

Nos reunimos con Gordon en una llamada de Zoom desde su estudio de la Séptima Avenida para conversar sobre el proceso de creación para una de las casas icónicas de la moda estadounidense y cómo fue diseñar durante la pandemia.

Fashion Network: ¿Por qué querías crear una carta de amor para tu ciudad adoptiva?

Wes Gordon: Soy un gran admirador de Nueva York. Y ahora mismo, parece que Nueva York necesita amor y optimismo. Han sido 12 meses muy duros. Estamos en invierno y afuera está oscuro a las 4:30 p. m. Creo que necesitamos un momento esperanzador para toda la industria. Los desfiles son el postre de todo el arduo trabajo que hacemos, así que es difícil cuando le quitas ese entusiasmo contagioso a la moda. Este fue nuestro intento de recuperar un poco de eso. Además, amo esos años disco. La canción "Native New Yorker" es muy pegadiza y la letra es bastante hermosa: "Nadie abre la puerta a un nativo de Nueva York". Me encanta.

FNW: ¿Cuál es tu definición del ADN de Carolina Herrera?

WG: Una mujer especialmente intrépida y fabulosa. Alguien que celebra vestirse y ponerse elegante. La imagen icónica de la Sra. Herrera de Andy Warhol, cuando entras por la puerta. Labios rojos, pendientes, colores saturados, alegría vivaz y vitalidad, ¡y un signo de exclamación de una manera absolutamente chic! La antítesis definitiva del aburrido gris. La mujer Herrera está de pies a cabeza en rosa cuando todos los demás están en una mezcla de negro. Me siento muy honrado de tener la oportunidad de dejar mi propia huella en la casa.


Carolina Herrera - otoño/invierno 2021 Foto: Carolina Herrera


FNW: ¿Cómo ha cambiado tu propio sentido de la estética desde que te uniste a Carolina Herrera?

WG: Llegué hace tres años, después del último desfile de la Sra. Herrera en el Museo de Arte Moderno en febrero de 2018. Tengo el gran honor de unirme a una casa única y maravillosa. Mi papel es un acto de equilibrio entre lo extravagante y lo sofisticado.

FNW: ¿Cómo has trabajado durante el confinamiento?

WG: Vengo cinco días a la semana a nuestra oficina en la calle 37 y la 7 avenida. Lo he hecho desde junio. Ya no podía hacer más llamadas de Zoom o ver más hojas de Excel con precios objetivo de telas. La moda es un oficio de la vieja escuela que necesita tu presencia.

FNW: ¿Cómo creas para una marca estadounidense, que es prácticamente una casa de alta costura, cuando se llevan a cabo tan pocos eventos para que las mujeres usen tus creaciones?

WG:
Sí, Carolina Herrera es una casa de alta costura. Una de las últimas casas de alta costura estadounidenses, ya que ya no hay Bill Blass, Halston o Geoffrey Beene. A nivel internacional, esta ha sido la marca a la que acuden las mujeres estadounidenses e internacionales cuando tienen un evento. ¿Qué pasa cuando esos eventos se detienen? Bueno, en primer lugar, todavía vendemos muchos productos para novias, ya que las mujeres todavía se están casando. Sin embargo, ahora están comprando cuando hay una conexión emocional y no porque haya algo en seis semanas y necesiten un vestido. Tal vez ven en línea un suéter o estampado que les habla emocionalmente y lo quieren. Muchos más tejidos de punto; y nos hemos estado planteando la pregunta, '¿cómo se traducen las necesidades del confinamiento en una gran camisa blanca o unos pantalones grandes de gran tamaño?' La gente todavía está enamorada y la pandemia no lo ha detenido. Pero ya no tienen una boda de 600 personas en una gran iglesia. En cambio, cinco personas en el Ayuntamiento o en un patio trasero. Pero su idea de un vestido de ensueño no se modifica.


Carolina Herrera - otoño/invierno 2021 - Foto: Carolina Herrera


FNW: ¿Qué querías sugerir con esta nueva colección?

WG: Enfatizar la construcción ligera; ya se acabaron los días en que las mujeres estaban dispuestas a sacrificar su comodidad para verse bien. Eso es algo que seguirá después de la pandemia. Quiero mostrar eso mientras viajo por Nueva York, ya que filmamos un tercio de la película en lo alto del Empire State Building. Quería jugar con el color, la perspectiva y los ángulos.

Para nuestro lookbook, volvimos a trabajar con Roe Etheridge, quien es más un fotógrafo de arte que un fotógrafo de moda, lo que aportó un enfoque diferente, que me encanta. Además de ser un tipo realmente agradable, Roe tiene una gran energía, ¡y eso es lo que necesitas para fotografiar seis modelos y 40 looks en un día!
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.