×
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
29 mar. 2021
Tiempo de lectura
7 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

L'Éclaireur lanza una nueva web para celebrar cuatro décadas de historia

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
29 mar. 2021

La cadena de tiendas de lujo parisina L'Éclaireur celebra sus primeras cuatro décadas de historia con una nueva página web para dar inicio a sus próximos 40. En realidad la cadena cumplió el importante aniversario el año pasado, pero debido a la pandemia no pudo celebrarlo como se debe. Pero con ocasión del lanzamiento de la nueva web, pudimos ponernos al día con los fundadores Armand y Martine Hadida y su hijo y actual director ejecutivo, Michaël, en una de sus innovadoras tiendas en la Rue Herold de París.


Los fundadores de L'Éclaireur, Armand y Martine Hadida - Foto: L'Éclaireur - Foto: L'Éclaireur


Mucho antes de que se usara el término concept store, los Hadida inventaron la idea misma: fusionaron moda, accesorios, diseño, arte y elegancia culinaria en una serie de paquetes minoristas sorpresa. Con la web renovada, Michaël ha agregado un equipo de compradores personales de alto nivel y una exhibición más elegante de la oferta de productos especiales de la compañía: desde moda de vanguardia y más de 140 marcas de moda hasta la cerámica Fornasetti y el cristal Carlo Moretti, pasando por las mantas de Stella McCartney y las fuentes de plata de Werkstatt: München.

Su historia comenzó en 1972 en los Campos Elíseos, cuando Martine, siendo adolescente, comenzó a trabajar los sábados en una boutique para ganar algo de dinero y conoció a un joven llamado Armand Hadida, que administraba una tienda cercana.

Ocho años más tarde, después de haber ahorrado lo suficiente para un alquiler y las existencias iniciales, hicieron realidad su sueño: abrir la primera boutique de L'Éclaireur en la famosa avenida, con looks de Marithé y François Girbaud en su primer escaparate y ropa de Moschino y Vivienne Westwood dentro de la tienda subterránea.

Nacido en Settat, Marruecos, una ciudad al sur de Casablanca, Hadida descubrió la moda y su futura profesión como comerciante trabajando como chofer haciendo entregas. Desde el principio, él y Martine querían marcar su terreno como algo distante de los diseñadores dominantes de los 70 con su estilo estructurado: Mugler, Montana, Alaïa y Gaultier.

“Tuvimos que tomar un camino diferente; una nueva estética con un toque diferente. Ser culturalmente diferentes y vanguardistas, no seguidores”, explicó Armand mientras tomaba un café.

“Además, descubrimos el negro, de Yohji o Comme des Garçons; y luego, en Londres, conocimos a los belgas, Ann Demeulemeester, Dries Van Noten y Martin Margiela”, agregó Martine, recordando ese momento ahora fundamental en la historia de la moda en 1986 cuando un grupo de seis diseñadores belgas se reunió en un salón de moda de Londres, causando una sensación masiva con el uso de tejidos, influencias étnicas, estilo callejero y emoción que rompían todas las reglas establecidas.

Martine, quien tiene formación como diseñadora de escaparates, recorrió París en busca de ideas para sus múltiples puestas en escena, como seleccionar una campaña del especialista en exteriores Vieux Camper para crear un entorno rural completo para una colección de Girbaud. Desarrollando una combinación de accesorios y moda, cuando estas categorías estaban en gran parte separadas, se convirtieron en los primeros minoristas en traer Timberland, Topsiders y Tod's a Francia.

"Vendimos literalmente miles de pares de Tod's", dijo sonriendo Armand, quien luego amplió aún más el concepto de venta minorista con una tienda pionera en la Rue des Rosiers en Le Marais, en la que se ofrecieron diseños de futuras estrellas que apenas salían de la universidad: Marc Newson, Tom Dixon y Ron Arad.

En total, la familia ha tenido ocho ubicaciones diferentes, y luego las entregó a amigos cercanos, como su espacio de arte en Palais Royale, que ahora es la tienda insignia global de Rick Owens.


Photo: L'Éclaireur - Foto: L'Éclaireur


“Al principio no todo fue tan fácil. Muchos clientes no aceptaron nuestra combinación de ideas. Casi les irritaba que tuviéramos objetos finos junto a la ropa. Luego agregamos cocinas Bulthaup en Le Marais e invitamos a Alain Ducasse a cocinar, lo que realmente los volvió locos”, recordó riendo Armand, cuyo éxito comercial le ha proporcionado un estilo de vida cómodo.

Ahora jubilado, él y Martine dividen su tiempo entre sus casas en Aix-en-Provence y Cerdeña.

Martine y Armand también dieron de qué hablar con su próximo concepto, una galería ubicada en Saint-Ouen, el mercadillo más famoso de París, causando una inmensa consternación entre los comerciantes de antigüedades locales.

Cuando se les pregunta quiénes han sido sus mayores éxitos de ventas de todos los tiempos, afirman que son Ann Demeulemeester, Dries Van Noten y Carol Christian Poell, el legendario y solitario diseñador austriaco que vive en un espléndido semiaislamiento entre los canales Navigli de Milán. Famoso por sus ingeniosos cortes y uso de materiales extraordinarios, como cuero de caballo transparente, Poell incluso construyó una estatua de semental de cuero de caballo de tamaño natural para otro proyecto de L'Éclaireur: una boutique dentro del hotel de cinco estrellas Royal Monceau. Sigue siendo el diseñador favorito de Armand, y nada le gusta más que exhibir looks del diseñador austriaco para exponer su singular talento.

Cuando llegas a una entrevista con Armand y Michaël, están literalmente subidos en una escalera instalando un enorme tren vintage plateado, instalado sobre decenas de botas de Poell, con sus revolucionarias suelas de goma con efecto fondu.

La familia incluso se expandió brevemente al extranjero y todavía tiene una galería en North Robertson en Los Ángeles, llamada L'Éclaireur, un juego francés de dos ideas: iluminar el camino y un pensamiento iluminado.

¿A quién admiran entre sus colegas?, es una pregunta que se hace mucha gente.

“Debo decir que en una visita a Nueva York, cuando entré por primera vez a Barneys, me inspiré inmensamente y me pregunté, ¿podría alguna vez crear algo como esto? Así que tengo un gran respeto por Gene Pressman”, dijo Armand.

Martine continuó: “También le decimos bravo a Colette, por su energía y la forma en que se convirtieron en maestros del marketing. Aunque se revelaron ante el público, mientras a nosotros nos gustaba permanecer un poco escondidos".


El director ejecutivo Michaël Hadida - Foto: L'Éclaireur


"Seamos honestos, este espacio rompe todas las reglas que te enseñan en la universidad sobre marketing. ¡Está en una calle estrecha y desconocida, sin ningún lugar para estacionar y es difícil de encontrar!", dijo riendo. La inusual  ubicación no ha impedido que personas como Karl Lagerfeld vengan a la tienda a pasar largas mañanas de compras.

“Después de perder todo ese peso, Karl compró todo lo que teníamos de Hedi Slimane en nuestra tienda de Rue Boissy d'Anglas y luego vino a Rue Herold", donde Armand le presentó a Poell. “Karl nunca había oído hablar de él, pero terminó comprando un montón de ropa. Karl era la gran enciclopedia viviente de la moda, e inmediatamente vio lo genial que era Carol", añadieron.

Después de escuchar hablar tanto a su padre, su hijo Michaël bromea: "¿Quizás deberíamos programar mi entrevista para dentro de otros 40 años?"

Su objetivo, según afirma, es crear una comunidad para L'Éclaireur, que ha sido un minorista privilegiado por excelencia. L'Éclaireur ha trabajado con Farfetch durante muchos años, aunque a medida que el gigante minorista electrónico cerró boutiques individuales, ha convertido su tienda en línea en su edición única.

“Cuando miras a los influencers, pueden crear historias y vender, pero no tienen legitimidad. Nuestro desafío es contar la historia de L'Éclaireur y explicar nuestro savoir-faire. A través de la web, podemos llegar a la casa de las personas y presentarles a nuestros compradores personales”, enfatizó. De esta forma se permite a los clientes en línea organizar citas individuales con los minoristas expertos de cada tienda.

En un momento, L'Éclaireur se diversificó y adquirió la feria comercial Tranoï con sede en París para diseñadores jóvenes y novatos, pero finalmente cerró el proyecto. Si bien Michaël es optimista sobre el comercio minorista, se muestra sombrío sobre las ferias comerciales.

“Es un modelo de negocio de la Edad Media. El objetivo del ejercicio es B2B, presentar a los diseñadores jóvenes a los minoristas clave, y cuando esa audiencia comenzó a agotarse, fue moralmente incorrecto pedirles a los jóvenes talentos que inviertan en una feria comercial, traigan a sus equipos aquí y se queden en hoteles. Podrías arruinar una empresa en una temporada”, concluyó.

Sea cual sea el futuro de las ferias, ahora cuenta con una web de vanguardia para liderar L'Éclaireur en sus próximas cuatro décadas.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.