×
Por
AFP-Relaxnews
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
1 dic. 2021
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Cómo las grandes marcas de moda podrían estar contribuyendo a la deforestación de la Amazonía

Por
AFP-Relaxnews
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
1 dic. 2021

Un informe de la ONG Stand.earth ha puesto de manifiesto los vínculos entre algunas grandes marcas de moda y proveedores cuya actividad contribuye a la destrucción de la selva amazónica. La producción de ropa y accesorios de cuero es la principal causa.



LVMH, Prada, H&M, Zara, Adidas, Nike, New Balance, UGG... El desafortunado punto en común entre estas marcas es su posible papel en la deforestación de la Amazonía. En efecto, varias grandes marcas de moda podrían estar contribuyendo a la destrucción de la selva amazónica debido a sus vínculos con curtidurías y otras empresas dedicadas a la producción de cuero.
 
Así lo sugiere un estudio de la ONG Stand.earth, que ha descubierto que más de 50 marcas de moda que se venden en todo el mundo tienen múltiples vínculos con JBS, el mayor exportador de cuero brasileño, conocido por su impacto en la deforestación del Amazonas.

Aunque el estudio no demuestra una relación directa entre cada marca y la deforestación de la Amazonía, los investigadores encontraron múltiples conexiones en las cadenas de suministro mundiales de la industria de la moda. De hecho, para satisfacer la demanda de los consumidores de carteras, bolsos y zapatos de cuero, la industria de la moda tendrá que sacrificar 430 millones de vacas al año de aquí a 2025, según un artículo de The Guardian.
 
Gran parte del cuero que tenemos en nuestros armarios procede de ganado criado en la selva amazónica. Sin embargo, la ganadería está considerada como una de las principales causas de deforestación en la Amazonía, donde se destruyen árboles para transformar la tierra en zonas de pastoreo (53 millones de hectáreas destruidas en la cuenca amazónica en 2017, frente a 14 millones en 1985, según la plataforma Mapbiomas).
 
Entre los incendios y las actividades agrícolas intensivas, la mayor selva tropical del mundo ha experimentado un alarmante declive en los últimos años. Según un estudio publicado el pasado mes de abril en Nature Climate Change, entre 2010 y 2019, la Amazonía brasileña ha emitido cerca de un 18 % más de carbono del que ha absorbido, con 4450 millones de toneladas liberadas, frente a 3780 millones de toneladas almacenadas. La desaparición paulatina de la selva amazónica es uno de los "puntos de inflexión" identificados por los expertos, que podría provocar un cambio dramático e irreparable en el sistema climático.
 
 

Copyright © 2022 AFP-Relaxnews. All rights reserved.