Franco Penè (Onward Luxury Group): “China y los millennials tiran del mercado del lujo”

Después de 24 años a la cabeza de Onward Luxury Group (OLG), Franco Penè, de 65 años, se reúne con FashionNetwork.com mientras se prepara para jubilarse y dejar su puesto a Takehiro Shiraishi, actual director general de la marca inglesa Joseph (que pasó a formar parte de la familia Onward en 2005). La compañía de moda italo-japonesa, llamada originalmente Gibò, posee las firmas Jil Sander, Moreau y Charlotte Olympia. También produce y distribuye las colecciones de ropa y calzado de otras muchas marcas y ultima el lanzamiento de nuevos proyectos.

Franco Penè - DR

FashionNetwork.com: En el último año, ha colocado a Lucie y Luke Meier a la cabeza de su marca Jil Sander, ¿cuáles son los primeros resultados?

Franco Penè: ¡Los resultados son excelentes! Desde la llegada del dúo a la dirección artística, hemos registrado un crecimiento de ventas de dos cifras. El negocio está al alza tanto en la venta al por mayor como en el retail, incluyendo a Japón, donde Jil Sander cuenta con una docena de tiendas. Estamos trabajando en la renovación de los establecimientos y en nuevas aperturas, especialmente en Tokio.

FNW: Entre la salida de Raf Simons y la llegada de Lucie y Luke Meier, han tenido problemas para relanzar la marca…

FP : Desde que el fundador, Jil Sander, la vendió, la marca ha tenido problemas para encontrar su identidad. Me parece que nosotros lo estamos haciendo bien. Es una marca históricamente centrada en la ropa, pero en la que los accesorios se van a desarrollar para que tengan un impacto significativo en el negocio.

FNW: Como parte de este nombramiento, OLG entró en el capital de OAMC, la marca cofundada por Luke Meier y Arnaud Faeh, ¿por qué?

FP: Nosotros creemos en el talento de Luke y Lucie. Por un lado, habíamos adquirido una participación minoritaria de OAMC. Por otro, nos habíamos hecho cargo del desarrollo y producción de la colección a través de la licencia. Creemos que el apoyo a OAMC es útil para el conjunto de proyecto y que, para Jil Sander, es algo sinérgico. La marca ya se producía en Italia y, además, la pareja siempre ha vivido en Milán.

FNW: Está en negociación con Interparfums para hacerse cargo de la licencia de prêt-à-porter de hombre de Rochas. ¿Cómo va esto?

FP: Aún estamos en la fase de evaluaciones y discusiones, por lo que un proyecto final no vería la luz antes de 2019. De momento, no se ha nombrado a ningún director creativo. En todo caso, si hiciéramos las colecciones de hombre, sería algo vinculado con las de prêt-à-porter de mujer, de las que nos hemos encargado desde el relanzamiento de la marca tras la partida de Olivier Theyskens en 2006.

FNW: Acaba de comprar la firma de calzado Charlotte Olympia. ¿Cuáles son los planes para esta marca?

FP: El objetivo por el momento es integrar la marca, cuyas oficinas permanecen en Londres, en el marco de actividades de nuestro grupo, así como ponerla a disposición de nuestros showrooms. En Estados Unidos se acaba de cerrar la sociedad que gestionaba las tiendas de la marca a nivel local; se ha puesto en liquidación porque el retailer sufre mucho en este mercado.

FNW: ¿Cuál es su modelo de negocio?

FP: Nos dividimos entre las actividades de nuestras licencias y nuestras propias marcas. Joseph es un caso aparte, pues la etiqueta es propiedad directa de Onward y las tiendas son gestionadas por nuestra matriz japonesa. Nosotros nos ocupamos de los bolsos y el calzado de Joseph y pronto comenzaremos con la ropa. Onward Luxury Group encuentra su singularidad en sus propias estructuras industriales, en la concepción del diseño, en el saber hacer de la ropa, el punto, los bolsos y los zapatos. Más de 1 500 personas trabajan para nosotros actualmente y deseamos mantener nuestro ritmo de crecimiento.

FNW: ¿Cuáles son vuestras marcas propias?

FP:
Comenzamos con las licencias, luego creamos nuestro propio catálogo de marcas con Jil Sander y, para completar el segmento de accesorios, añadimos los zapatos de Charlotte Olympia y la marca de bolsos Moreau. Compramos esta última hace 10 años y por entonces era casi inexistente. Nosotros le abrimos una tienda en París, en la calle Faubourg Saint-Honoré, después una en Londres y luego otra en San Francisco en formato de franquicia. La producción se hace en Francia porque siempre hemos querido mantener su identidad francesa. Esta marca está creciendo, pero no queremos acelerar el ritmo en exceso.

FNW: ¿Y qué hay de las licencias?

FP: En lo que respecta a los zapatos, tenemos licencia de Rochas, Mulberry, OAMC, See by Chloé, Nina Ricci y Proenza Schouler. En ropa, las licencias son las de Rochas, Mulberry, OAMC y Michael Kors. Esta última es una licencia histórica para nosotros, pero desde 2019 nos ocuparemos solamente de la producción, pues el grupo va a retomar la gestión de la distribución. Además, con la temporada de otoño-invierno de 2018/2019 llegará a su fin la licencia de Stefano Berardi, pues la marca ha decidido gestionar directamente el negocio.

FNW : ¿Cómo van a compensar esta pérdida?

FP : En breve anunciaremos un nuevo proyecto. Estamos centrándonos en nuevos nombres y marcas emergentes, pues esa siempre ha sido la característica de nuestra empresa. Pero no puedo desvelar nada más de momento.

FNW : ¿Qué piensa usted del mercado del lujo actual?

FP : Desde el punto de vista de la producción, Italia sigue siendo el país de referencia. Para el resto, el mercado es muy desigual. Algunas firmas registran cifras de récord, otras pasan por dificultades… Estamos en un sistema de vasos comunicantes con zonas en mucho crecimiento y con otras que se estancan. Occidente continúa siendo problemático, pues no progresa nada más que gracias al turismo. Cuanto más al este vayamos, más al alza está el mercado.

FNW : ¿Cuáles son las claves del éxito?

FP : Para prosperar en el mercado actual hay que llegar a tocar dos cables: el frente asiático, especialmente China, el país con mayor potencial de crecimiento, y los millennials. Estos dos fenómenos tiran del mercado del lujo en este momento. Los actores que no capten estas dos tendencias están condenados a sufrir. De ahí nace también la influencia del streetwear en el lujo, para poder seducir a la clientela más joven.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER